miércoles, 29 de julio de 2015

La Corrupción.

La Corrupción.

ELoy E Valderrama M
Bajo el cielo de DIOS en Panamá
el 29 de julio del año del SEÑOR 2015

Los medios de manipulación social por ignorancia de por si, por ignorancia conveniente o simplemente por conveniencia, han logrado vender que la corrupción es un mal cuasi endémico propio de los gobiernos, como es la cirrosis hepática del licor.

Por suerte diría yo, el gobierno se convierte en el microscopio a través del cual se logra ver la magnitud de este mal, porque este no es de los gobiernos. Los gobiernos son entes conformados de personas. Pero analicemos y tratemos de respondernos algunas preguntas de las cuales nadie habla.

¿Quiénes son los que llegan a ostentar los altísimos puestos en los gobiernos?

¿Quiénes son los que toman las decisiones importantes en los entes gubernamentales?

¿De dónde proceden los que asumen las más altas posiciones en los gobiernos?

¿Quiénes son los que logran obtener los grandes beneficios de las leyes?

¿Quiénes son los que logran que leyes que no favorecen a los pueblos, sean aprobadas?

Por ejemplo: ¿Quiénes cobran los subsidios que se aplican en algunas áreas sensibles y de consumo obligatorio de las economías de los países? 

Puedo seguir, pero voy a parar aquí. 

Respondamos o tratemos de respondernos estas interrogantes y tendremos una ecuación con un resulta muy claro.

Luego de este ejercicio, podrán ver que la Corrupción es un mal endémico sí, y que está enquistado, también, pero como una enfermedad perniciosa es en la sociedad en donde está y vive. Como todas las enfermedades son transmitidas de alguna forma; esta en particular es por vectores1. 

Vector
1. biol. Portador o huésped intermedio de un parásito o virus que transmite el germen de una enfermedad a otro huésped:
la cucaracha es vector de múltiples enfermedades.
http://www.wordreference.com/definicion/vectores

Pero la corrupción tiene otra particularidad, también tiene ejecutores menores que como utilitarios terminan asumiendo las consecuencias de no haber actuado a CONCIENCIA o más bien a CONCIENCIA MORAL sabiendo que son la parte más débil de la cadena pero como han quedado seducidos por la ambición, bueno… Por supuesto que esto no los exime de la responsabilidad de un acto LIBRE y digo LIBRE, porque todos, todos actuamos en LIBERTAD y en esa LIBERTAD podemos decir siempre NO.

¿Por qué no lo hacemos? Una pregunta interesante pero con una repuesta casi lógica. La SOCIEDAD ha logrado convencernos de que todo es permitido en este mundo y por supuesto los medios son su instrumento de propagación de esta teoría. Tenemos la obligación de permanecer alertas en todo momento, porque no sabemos cuándo y cómo un vector nos va a picar y estaremos infectados con el virus de la corrupción. 

Recordemos que en LIBERTAD y dentro de la convicción de LA MORAL siempre podemos decir NO, Y DEBEMOS DECIR NO, A CUALQUIER PRECIO, PORQUE AL FINAL LA RESPONSABILIDAD DE NUESTROS ACTOS SIEMPRE SERÁ NUESTRA. El vector habrá volado ya para cuando llegue ese momento.