martes, 30 de octubre de 2012

"Grito de Dignidad"

                                            "Grito de Dignidad"
Por: Eloy E Valderrama M.
Eloy Lobo Gris
Bajo el Cielo de DIOS en Panamá a las 12:45 am 27 oct. 2012

Así como el Quibián dijo al intruso,
                        500 años a de nuestro tiempo,
cuando quiso apropiarse de su suelo,
                        "Mi tierra nunca llegará a tener dos dueños".
Con esa misma fuerza un pueblo entero,
                        unido en corazón digno y valiente,
gritó al intruso de hoy y a voz en cuello,
                       
                        El suelo en que caminan nuestros hijos,
                        la tierra que cobija nuestros sueños,
                        en esa en que se siembras nuestros cuerpos,
                        al llegarnos el descanso eterno.
                        No...    No...    No...
                        "Nuestra tierra jamás tendrá dos dueños".

Entonces aquel trajo armas de fuego,
                        que el pueblo enfrentó de pecho abierto,
fue cuando la sangre pinto el cielo,
                        que servía de cobijo al pueblo entero.
Y un coraje supremo invadió el alma,
                        ahuyentando de dentro todo el miedo,
y el grito fue tan grande que su eco,
                        vino a escucharse a todo el suelo istmeño.

Y llenaron las calles mujeres y hombres,
                        que acogieron en si el grito hermano,
sumándose sus pechos y sus manos,
                        al clamor de los otros que gritaron.

Y como en aquel tiempo del Quibián,
                        volvió la tierra a manos de sus dueños.
más no ha de repetirse el otro encuentro,
                        en que el español intruso de aquel tiempo,
volvió y se apoderó de nuestro suelo.

No quiero yo agraviar al pueblo noble,
                        de la tierra del Quibián con ese nombre,
demasiada dignidad existe en ellos,
                        demasiada dignidad en este pueblo.

Vivas al pueblo noble del Atlántico.
Vivas a los que lo apoyaron.
VIVAS CON MAYÚSCULA CERRADA,
a los que en dignidad luchan a diario.

'via Blog this'