lunes, 8 de noviembre de 2010

ESPAÑA, CON LA CRUZ EN UNA MANO Y LA ESPADA EN LA OTRA.

Hola a todos;  BENDICIONES DEL SEÑOR PARA TODO EL PLANETA.

Me entristece mucho  escribirles en estas circunstancias, pero no tengo otra opción.  Sencillamente, mi conciencia no me permite callar.  Las ofensas proferidas a su Santidad,  Benedicto XVI este fin de semana en España, no lo ofenden a él, más que todo  hieren a JESÚS.  No obstante, nos unimos a él para pedir perdón por todo eso con la seguridad de la MISERICORDIA Y AMOR DE NUESTRO SEÑOR JESÚS.
En lo personal no me sorprende, porque ellos mismos aún después de 500 años, no han querido aplacar el dolor de nuestros pueblos; Nativo Americanos, que fueron víctimas del SAQUEO y del más abominable  genocidio y holocausto que pueda registrar la HISTORIA de la humanidad y del cual nadie habla, porque nuestros nativos no son blancos, ni tienen el poder de las armas.  Nosotros lo único que pedimos es un desagravio aceptando la culpa y pidiendo perdón por los más de 70 millones y repito SETENTA MILLONES de seres humanos que fueron vilmente  asesinados durante la colonización y  un crimen que no ha terminado allí porque aún lo continúan  haciendo con sus cómplices en nuestra América Nativa.  Por lo menos nuestros ancestros; Nativo Americanos, tuvieron la dicha de que la tierra  que los vio nacer; nuestra América Nativa, les sirvió de última morada.  Con el Oro, como en  el resto de los países EUROPEOS que sólo han robado nuestras riquezas, se pueden quedar.  Aunque creo que con los cómplices que tienen en nuestro continente de los cuales muchos sólo nacieron aquí pero sus ideales y creencias no pertenecen aquí, pretenden seguirlo haciendo.  Nuestro continente; Nativo Americano, tiene mucho más que eso, con aquellos que lo defendemos. "Dignidad".

Lo de éste fin de semana, a todas luces, es vergonzoso y se suma a las abominables leyes que han aprobado casi todos los países conquistadores europeos y sus cómplices americanos, favoreciendo el ABORTO con sus víctimas, que quizás ya suman mucho más del total del martirologio de nuestra AMÉRICA NATIVA y que nadie defiende, sólo nuestra SANTA IGLESIA CATÓLICA, y el resto de las aberrantes leyes como; la adopción y el matrimonio fuera del orden natural de hombre y la mujer.  Siempre gritaremos contra todo esto, hasta que pesen "LAS PALABRAS DE NUESTRO SEÑOR JESÚS".  Aún así pido a NUESTRA SANTÍSIMA TRINIDAD, tenga piedad de todos, incluyéndome.

Aparte de esto, algún día, nuestro continente; Nativo Americano y cada uno de sus países, llegará a tener hombres y/o mujeres gobernantes que con dignidad exijan el desagravio y el respeto a nuestros pueblos y que tampoco acepten sus aberrantes leyes y sugerencias como propuestas y no  mantendremos negocios con ellos, porque la economía no puede anteponerse a la vida y a la dignidad humana, aun cuando  expertos y los países ricos lo quieran imponer.  "Aunque 50 millones de persona digan una estupidez, sigue siendo una estupidez" no conozco el autor de este pensamiento pero lo respeto.

Perdonen mi franqueza, pero no me verán en otro estadio, por nuestros hijos y por los hijos de nuestros hijos.
 Gracias.