sábado, 2 de mayo de 2015

¡QUIENES SON LOS JUBILADOS!

¡QUIENES SON LOS JUBILADOS!

Eloy Eleazar Valderrama Morales
Bajo el cielo de DIOS, en Panamá el 2 del mayo 2015

Son padres de familia nacieron y crecieron con valores y que también creyeron que el TRABAJO dignifica al hombre y que la FAMILIA entiéndase varón, mujer e hijos nos aproxima a la realidad del AMOR y la DIGNIDAD del ser humano. En este contexto los Jubilados padres de familia tuvieron hijos, varones y mujeres, los alimentaron, los hicieron crecer, los educaron, muchos hasta la universidad. Les cubrieron todas sus necesidad y cuando pudieron, les pagaron algunos deseos muchos con inmensos sacrificios; porque ningún trabajador recibió ni recibe un salario JUSTO y menos DIGNO, por lo menos no, los que están en la categoría de obreros, que es la mayoría (entiéndase no ejecutivos etc.).

Ese sacrificio de amor por sus hijos e hijas los enorgullece y hace que los vean con esperanza, pero no esperanza para obtener algo de ellos, si no para que puedan tener un buen mañana.

Estos padres de familia, luego de años de entrega, piensan sin saber que el sistema manejado por aquellos que nunca les reconocieron en justicia su esfuerzo, les ofrecería un futuro de retiro previo a la muerte con posibilidades de vivir hasta ese último día. Al final se dan cuenta que no solo no es así, puesto que no reciben el salario o más bien la limosna que por años tuvieron que aceptar, sino que ahora el sistema (gobierno) se apodera de una parte de aquello califican como salario y cuidado que puede ser el mínimo, que es la fachada de la esclavitud actual.

Esto es triste, pero lo es más, que aquellos por quienes estos padres hoy jubilados dieron su vida, no sólo no los apoyen sino que casi hasta los insultan por no usar otro término. No son los Jubilados los que deberían estar reclamando por condiciones de vida JUSTAS Y DIGNAS con una pensión que les permita vivir, somos nosotros y aquellos que recibieron el beneficio del sacrificado desgaste físico de todos los Jubilados. Debía haber por lo menos 100 mil hijos, marchando por sus padres hoy jubilados, pero no es así.

Bendito sea DIOS.

Que solos y abandonados se quedan los padres cuando ya según el diabólico sistema en el que vivimos no son productivos. Que lastima que aquellos que no entienden esto, no sepan que también llegarán allí o por lo menos eso espero.

No importa como decía mi mama cuando vivía "mis hijos no pidieron venir" DIOS LES DE PAZ A TODOS Y TODAS.